Open/Close Menu "Yo me entreno" Es un espacio para aprender cómo mantenerte en buen estado físico. ¡La salud es lo más importante y queremos ayudarte!

 

Al realizar ejercicio sostenido por más de 45 minutos, es fundamental una buena hidratación, antes, durante y después del entrenamiento. La razón es sencilla: Durante la actividad física, tu cuerpo pierde líquido por medio de la sudoración, ya que precisa mantener su temperatura y esto se logra evaporando agua a través de la piel.

En cuanto al nivel de sudor perdido, no es siempre el mismo en todas las personas. Dependerá de factores como duración e intensidad del ejercicio, condiciones ambientales (temperatura ambiente), ropa utilizada, peso de la persona, genética, etc.

Es por esto que el tomar líquido mantiene el balance en el cuerpo, y ayuda a evitar la deshidratación, mareos, nauseas, dolores de cabeza, fatiga y lesiones. Además, una apropiada hidratación servirá para cansarse menos durante el entrenamiento y no perder el ritmo. Si no ponemos atención en nuestra hidratación, inevitablemente se producirá una disminución progresiva de nuestro rendimiento.

En cuanto a qué líquidos tomar, el agua pura o con azúcar, fría, es lo más recomendado. Es importante evitar gaseosas, cafeína, alcohol y los jugos de frutas ácidas, como la naranja y el limón.

La recomendación es beber pequeños sorbos durante el entrenamiento (dos a tres vasos), y un litro post entrenamiento, lo que ayudará a prevenir calambres. Estos son muy frecuentes, sobre todo cuando no estás acostumbrado al ejercicio físico.

 

*Datos:

-Las personas con más grasa tienen menos agua en su cuerpo.

-Las bebidas isotónicas tienen una gran capacidad de rehidratación, e incluyen sales minerales y azúcar.

 

Logo_footer   
     © 2016 Yo Me Entreno.

Síguenos: