Open/Close Menu "Yo me entreno" Es un espacio para aprender cómo mantenerte en buen estado físico. ¡La salud es lo más importante y queremos ayudarte!

Un nuevo informe revela que reducir el consumo de carne de vacuno ayudaría al mundo a abastecer de alimentos a las 10.000 millones de personas que se espera que vivan en este planeta en el año 2050.

La investigación realizada por World Resources Institute (WRI), una organización de investigación global que se enfoca en la protección del medio ambiente bajo la premisa de que “los recursos naturales son la base de la oportunidad económica y el bienestar humano” y los estamos agotando a tasas insostenibles; advierte que si sólo los estadounidenses y los europeos reducen el consumo de carne de vacuno en un 40% y un 22%, respectivamente, el mundo podría alcanzar a alimentar a las casi tres millones de personas que se sumarán a la población mundial dentro de 30 años, según informa CNN.

Comer menos carne es una de esas sugerencias en el informe, en donde explican que se debe reducir el consumo específicamente a cerca de una hamburguesa y media cada semana.

El informe asegura que:

– Se proyecta que la demanda de alimentos superará el crecimiento de la población, aumentando en más de 50%

– Aumentarán los ingresos de las personas en los países en vía de desarrollo

– La demanda de carne y lácteos aumentará aún más rápido, en casi 70%

– La demanda mundial de carne de res, oveja y cabra, será aún mayor, con un 88%

– Los agricultores tendrán que producir 56% más de calorías de cultivos que en 2010

 

Para que esa gran cantidad de personas que habitarán el planeta no muera de hambre, se debe reducir el consumo de este tipo de carnes, pues la producción de carne de res, cabras y ovejas consume una gran cantidad de tierras y recursos. Requiere más de 20 veces más tierra y genera más de 20 veces más emisiones de gases de efecto invernadero que las legumbres.

Además, la carne es responsable de 41% de las emisiones de gases de efecto invernadero del ganado, y ese ganado representa 14,5% del total de las emisiones globales, de acuerdo con las Naciones Unidas. Eso es más que las emisiones directas del sector del transporte.

La transición a una dieta basada en plantas es imperativa, no sólo para reducir la contaminación que supone la ganadería, sino también para disminuir el riesgo de enfermedades como diabetes tipo 2.

El consumo de frutas, verduras, cereales integrales, legumbres y nueces, en lugar de granos refinados, almidones y azúcares, deja resultados beneficiosos en pacientes de diabetes tipo 2 incidente, reduciendo en un 30% en el riesgo de desarrollar esta enfermedad.

El doctor Qi Sun, profesor asociado del Departamento de Nutrición de la Escuela de Salud Pública T.H. Chan de Harvard en Boston y autor principal del artículo, afirma que “encontramos que comer dietas basadas en plantas se asoció con, en promedio, una reducción de 23% en el riesgo de diabetes”, según CNN.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que la diabetes está en aumento a nivel mundial: la cantidad de personas con diabetes ha aumentado de 108 millones en 1980 a 422 millones en 2014.

Escribir un comentario:

*

Your email address will not be published.

Logo_footer   
     © 2016 Yo Me Entreno.

Síguenos: